More

    “Godzilla Minus One”: la Bestia nunca fue el Kaiju, siempre fue el fantasma de la bomba

    “Godzilla Minus One” se estrena en Chile este jueves 28 de diciembre, en exclusiva en la cadena Cinépolis. Cinta que ha sido alabada desde que llegó a ciertas regiones fuera de Japón, siendo destacada como una de las sorpresas y mejores cintas del 2023. Para que se hagan una idea de su impacto, en Estados Unidos hace poco se coronó como la cinta japonesa de acción real, más taquillera de la historia.

    Su trama nos sumerge en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, donde muchos deben comenzar a levantarse luego de la destrucción. Uno de ellos es el piloto kamikaze Kōichi Shikishima, quien regresa a la casa de su familia en Tokio y descubre que ésta ha sido destruida y sus padres han muerto como víctimas colaterales de la guerra. Es así como entre el sufrimiento de perderlo todo y ser reprimido por no morir por su país y perder su honor, Shikishima conforma por accidente una nueva familia, al encontrar a una joven y una bebé que ella rescató. Juntos, intentan reconstruir su vida, lo que logran durante los próximos años, hasta que aparece Godzilla, bestia con la que el joven protagonista ya se había topado cuando era un pequeño pero peligroso monstruo.

    Y como pasa en casi todas las cintas de este icónico personaje, Godzilla decide tomarse Tokio como su territorio, devastando todo a su paso, por lo que un grupo de ciudadanos y ex militares se une para de tenerlo, entre ellos Shikishima. Esta es la premisa principal de “Godzilla Minus One”, la cual muestra un monstruo que como nunca antes, refleja desde la pantalla hacia nosotros una sensación de real miedo pero sobre todo, una total indefensión ya que es una fuerza completamente imposible de detener. 

    Pero de alrededor de alrededor de una hora de cinta, es imposible no leer el mensaje entre líneas, que personalmente me llegó como una gran revelación, incluso cuando he amado desde siempre la primera “Godzilla” en blanco y negro de 1954, la cual dicho sea de paso, se nutre al 100% esta nueva producción, usando incluso parte de su épica banda sonora. Esta manifestación es que la bestia nunca fue este Kaiju, sino que como un real fantasma, en ella se refleja todo el miedo a los bombardeos atómicos que como sabrán, han marcado a Japón y al mundo entero, con un pasaje de la historia terrible, triste y nefasto.

    El hecho de que la historia de “Godzilla Minus One” comience al término de la Segunda Guerra Mundial además, hace que este sentimiento llegue aún más fuerte al corazón y que uno comience a experimentar de otra manera esta idea de que ante Godzilla, todos seamos unos insectos que puede eliminar en masa de un soplido. Pero además, deja de manifiesto la real desolación que existe luego de su catastrófico paso, haciéndome incluso recordar otra joya del cine japonés, como lo es “La tumba de las luciérnagas” de Ghibli.

    Algo que el director y escritor de la cinta Takashi Yamazaki, logra con una mezcla de escenas de acción que, sin perder una calidad cinematográfica sólida y exquisita, llegan a deslumbrar con sus efectos especiales completamente funcionales a su guión y con los diferentes pasajes dramáticos (algunos melodramáticos como es regular en las producciones asiáticas) que realmente emocionan. Otro aspecto que creo la vincula a la cinta de 1954, ya que “Godzilla Minus One” costó 15 millones de dólares y en buen chileno “se pasea” a todas las películas basadas en este personaje de Hollywood, incluída la de Gareth Edwards del 2014 (una de mis favoritas) y que costó diez veces más.

    El simbolismo del humano versus la bestia, que en realidad es la lucha de Japón contra el fantasma de la guerra y el bombardeo nuclear, funciona además gracias a actuaciones sólidas y un desarrollo de personajes excelente. Para darles un ejemplo, habían cosas que el protagonista hacía o decía que me enojaba, pero que como todo buen guión, este lo explicaba más adelante, haciendo que no solo las comprendiera, sino que respetara completamente. “Godzilla Minus One” también nos entrega un claro mensaje de cómo la unión de los ciudadanos , quienes no temen a lo que le pase en bien de la comunidad y en este caso, su ciudad y país completo, hace la fuerza y la diferencia.

    Y aunque no sea perfecta y tenga cosas que generan algo ruido, de cierta manera las defiende el propio guión de Yamazaki y es algo que se agradece, porque me hizo amarla sin condición desde que salí de la sala. “Godzilla Minus One” es sin duda una obra maestra del género y una de las mejores películas del 2023. Tanto, que puedo decir que si no está a la par de la Godzilla de 1954, es la mejor cinta del personaje desde que aquella fue estrenada.

    Como indiqué, “Godzilla Minus One” se estrena este jueves 28 de diciembre, en exclusiva en las salas de Cinépolis, la cual debes ver en la pantalla más grande que tu bolsillo pueda pagar. Y se que suena completamente loco, pero si no llega a su región y tienes la oportunidad, tiempo y dinero, te aseguro que vale completamente la pena el viaje a un lugar cercano, donde haya una sala de cine de esta cadena.

    Últimos artículos

    Artículos relacionados

    Deja un comentario

    Por favor, escribe un comentario
    Ingresa tu nombre