Home CINE Park Chan-Wook: La joya de la corona del cine coreano que acaba...

Park Chan-Wook: La joya de la corona del cine coreano que acaba de ganar mejor director en Cannes

0

Por Juan Marín

El director coreano Chan Wook-Park (o Park Chan-Wook).

En el último tiempo han salido a la luz varios nombres de directores y películas coreanas que tienen un gran valor. Quizás el momento cúlmine de esta tendencia fue el año 2019 cuando “Parasite”, del director Bong Joong Ho, ganó la Palma de Oro en Cannes y arrasó en los Oscar. Sin embargo, Bong Jong Ho, antes de su gran obra “Parasite”, ya tenía una increíble filmografía, muy recomendable para ver.

Junto a él hay otros directores que sitúan con fuerza el nombre de Corea en el mapa del séptimo arte. Kim ji-Woon (“I Saw the Devil”) y Lee Chang-Dong (“Burning”) son buenos ejemplos de ese despertar. Pero hay un director que sobresale tanto como Bong Joong Ho y se ha convertido en uno de los mejores directores coreanos e incluso del mundo: Chan Wook-Park (o Park Chan-Wook). Tiene una filmografía espléndida, donde acostumbra mezclar una odisea de violencia con una estética sublime, tiene una fotografía retumbante casi similar a un cuadro renacentista. Un curioso director que es digno de análisis y que hace pocos días estrenó su nueva película en el Festival de  Cannes “Decision To Leave” por la que acaba de ganar el premio al Mejor Director.

“Decision To Leave” de 2022.

Este cineasta nace en Seoul el año 1963. Estudió filosofía en la universidad de Sogang, lo que puede haberle ayudado a construir una particular visión sobre la naturaleza humana que demuestra en cada obra. Chan Wook-Park pretendía ser crítico de arte hasta que vio la magnífica “Vértigo” de Alfred Hitckcock. Desde ahí que quiso dedicarse al cine. Se le caracteriza por retratar la violencia de manera cruda y por su puesta en escena que es toda una experiencia visual. Park dice que es “un narrador de historias y que cada elemento de sus películas debe apoyar la historia de la mejor manera”.

“Join Security Area” de 2000.

Respecto de la violencia, tan presente en su obra,  el coreano reflexiona de una manera especial: “a pesar de que mis películas traten sobre venganza y violencia al final, siempre terminan en miseria y tragedia. Por eso creo que mis películas promueven la no violencia”. Tiene un efecto raro el cine de este director, en Corea es de los cineastas más taquilleros y considerado incluso comercial, pero en los festivales de cine lo ven como un director de cine arte.

El año 2000 alcanza el reconocimiento nacional con su película “Join Security Area”. Un thriller de misterio sobre la guerra entre Corea del Sur y Corea del Norte. Tuvo excelente críticas y se convirtió en la película más taquillera en la historia de Corea del Sur. Tuvo su estreno en el Festival de Berlín en el cual no ganó ni un premio, pero ganó otros 9 galardones en los festivales de Asia.

Dos años después filma la primera parte de su increíble trilogía de la venganza llamada “Sympathy for Mr. Vengeance”. Un año más tarde estrena su obra de culto y la mejor dentro de su filmografía, la impresionante “OldBoy”, basada en un manga. Con esta extrema película de venganza consigue adquirir el prestigio mundial. Ganadora del premio del jurado en Cannes y mejor película en Sitges. Una obra potente tanto en el guion como en lo estético. Sin duda, una de las mejores películas del siglo y un ícono del cine mundial. La trilogía finalizó el 2005 con “ Sympathy Lady Vengeance”, también un excelente film.

“Oldboy”

El 2006 hizo la película “I’m a Cyborg, But That’s OK”. Una comedia romántica que trata sobre una joven internada en un psiquiátrico, que cree que es un cyborg. Fue la primera película coreana en utilizar la cámara Viper FilmStream. Después en 2009 estrenó una sangrienta y romántica cinta de vampiros llamada “Thirst”, que se basaba en una novela de Emile Zola. Park explicó que esta película “se trata de vampiros. Pero también es más que eso. Se trata de la pasión y un triángulo amoroso (…)una historia de amor ilícito”. Ganó el premio del jurado en Cannes y como dato freak fue la primera película coreana en mostrar un desnudo frontal masculino. Si eres fan de boberías de vampiros tipo “Crepúsculo”, esta obra de arte no es apta para ti.

“Thrist”

El 2013 Park rodó su primera película en inglés, llamada “Stoker”. Estaba producida por Tonny Scott quien murió antes de empezar la filmación. La protagonizan estrellas mundiales de la talla de Nicole Kidman y Mia Wasikowska. Es un thriller psicológico que cuando se estrenó en Sundance, los expertos la comparaban con Hitchcok. Quizás sea la película menos aclamada del director, pero aun así es un gran filme.

El 2016 vuelve a la gloria con “The Handmaiden” una obra maestra instantánea. Un thriller psicológico de erotismo lésbico y a la vez de época, ambientada durante la colonización japonesa en Corea. Fue un gran éxito de taquilla en su país y las críticas la catalogaban como la mejor película del año. En Rotten Tomatoes tiene un 95% y muchos medios la eligen como unas de las mejores películas del siglo. Junto a “OldBoy” son sus dos películas mejor evaluadas.

The Handmaiden”

El reciente estreno en Cannes de su nueva película “Decision to Leave” ha generado bastante revuelo y ha enamorado a la crítica del certamen. Se trata de una cinta que mezcla el thriller policiaco con el romance. Según algunos críticos es como juntar a Hitckcock con Wong kar- Wai y luego sale esta pieza artística. A este director coreano le queda mucho más cine para dar, qué duda cabe, que es uno de los grande cineastas contemporáneos que nos deleita con cada película que hace.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario

Por favor, escribe un comentario
Ingresa tu nombre