Home CRÍTICAS ‘The Mandalorian’ Temporada 2: La Fuerza que nos devolvió ‘Star Wars’

‘The Mandalorian’ Temporada 2: La Fuerza que nos devolvió ‘Star Wars’

0

Calificación:

Es tan reconfortante concluir que la marca ‘Star Wars‘ se encuentra en un renacimiento definitivo de la mano de Jon Favreau y Dave Filoni: verdaderos guardianes éticos y estéticos de una franquicia dejada a la mano de Dios cuando el corsario J. J. Abrams la destruyó y convirtió en un mero infomercial para poner en vitrina juguetes nuevos.

Después de exponerme a dos temporadas de  ‘The Mandalorian’ (responsabilidad de Favreau y Filoni) y cuyo último capítulo, ‘El Rescate’,  disponible desde hoy Disney+, sólo me resta decir que el espíritu original de la saga respira sano y fuerte de nuevo. El actor chileno-norteamericano Pedro Pascal como el guardián mandaloriano de un “Niño Yoda” perdido en un mar de confusiones tras el fin del Imperio y el ascenso de la Nueva República, es metáfora suficiente de la protección que hay que ejercer sobre ‘Star Wars’ para evitar que piratas y gente sin talento le haga más daño del ya realizado.

Creo que represento a muchos cuando digo que ver de nuevo los paisajes de Tatooine y asistir, en general, otra vez a los escenarios, naves y personajes de la primera trilogía, Jawas, Merodeadores de las Arenas, Mos Eisley, Hott, Stormtroppers, cazas Tie, X-Wings, espadas lásers, jedi de verdad, no sólo es un acto de nostalgia: es revisitar esos viejos amores, pero con un punto de vista nuevo y vital. Y este nuevo prisma consiste en dotar de protagonismo a los personajes de segunda línea, que antes ocuparon el mero telón de fondo en la trilogía original.

Además, ‘The Mandalorian’ lo que ha hecho es hablar del gran tema que cruza la saga  ‘Star Wars’, y es ese asumir la paternidad y velar por los hijos como si el mundo se fuera a acabar. El mando y ‘El niño’ (The Child) no lo saben al inicio de su encuentro en el capítulo 1 de la serie, pero son un padre y un hijo que van a recorrer un largo camino juntos. “This is the way”, como reza el mantra de los mandalorianos y que es el nuevo “Use the Force” de la franquicia clásica.

Mandalorianos y Jedi, eternos y mortales enemigos como se menciona en la serie, son ambos, un tipo de samuráis que se mantienen como ejemplares en extinción en un mundo que cambia constantemente. El código de honor es lo primero para ambos. El deber ser. Mandalorianos y Jedi de este modo se aíslan, se ponen sobre el mundanal ruido y aunque no sean oficialmente lo que parecen ser (Ahsoka Tano, que renunció a la orden jedi; Boba Fett, clon que heredó su traje mandaloriano de su “padre” Jango Fett), en esta nueva frontera se sirven de las apariencias para lograr lo más escaso: la idea de un orden, ya que se ha perdido para instaurar uno nuevo. Y en ese vacío que implica el reemplazo de un poder por otro, aparece una zona anárquica y salvaje. De película de vaqueros, la verdad. 

De hecho, esa sensación de un mundo que está en proceso de modificación, donde en verdad no importa si gobiernan los pro Imperio o los pro República porque al final igual va a faltar el pan, es la instalación de una idea destacada de la serie, porque es la base para que el gen del western funcione: un mundo al mismo tiempo en destrucción y fundación, sin Dios ni Ley, hay bandoleros, outcasts, los buenos, los malos y los feos.

Y hablo de películas del oeste porque es otra de las vestimentas que la serie usa para revivir en gloria y majestad la identidad ‘Star Wars’. La cantina, el héroe solitario, los duelos, el paisaje desértico, se reintegran como valores primarios a la hora de continuar la aventura narrativa de este spin off para streaming que posee más calidad artística que los cuestionables Episodio VII, VIII y IX.

“La gente en verdad cree que quiere libertad, pero en verdad quiere orden”, dice un oficial del imperio en el capítulo 14. Se trata de una gran frase porque define con certeza el tono y manera de abordar este universo creativo ambientado sólo cinco años después de ‘El Regreso del Jedi’.

Es decir, después del fin (la única trilogía buena), se inicia con ‘The Mandalorian’ a dibujar un nuevo círculo. Es cierto, seguimos presenciando una pieza de matiné, pero con los pies en la tierra y donde las ponderaciones a escala humana —por mucho alíen que haya en el cuadro— es la norma con la que se mide la unidad de acción. Es decir, ambivalencias morales, ni buenos ni malos, sólo una gran área de flexibilidad y cambios donde los habitantes de este universo tratan de sobrevivir a la vista de lo ocurrido hace cinco años: cuando unos lunáticos rodeados de osos de peluches en la luna de Endor celebraban  el exitoso “ataque terrorista a la segunda estación espacial Death Star que dejó millones de muertos”.

Esa línea, de otro piloto imperial, es también una de las genialidades que el team de  Jon Favreau y Dave Filoni pone de relieve en esta relectura más compleja y por eso dramáticamente más rica de ‘Star Wars’. No se trata de una apología a los malos. Para nada. Pero se trata de darle más tridimensionalidad y reflexión a un mundo que sigue siendo coherente a la línea argumental de los Episodios IV, V, VI y sobre todo a los estupendos aportes a la franquicia de las animaciones ‘Rebels’ y ‘Clone Wars’.

‘The Mandalorian’, con sus perfectos capítulos ‘The Jedi’ y ‘El rescate’, y una estupenda performance general, me ha devuelto la fe en esta saga. Ya con volver a ver a Luke Skywalker yendo al rescate de ‘The Child’ en una de las mejores secuencias de la franquicia, me doy por pagado y sólo me resta decir: La Fuerza es fuerte en ‘The Mandalorian’ porque “This is the way”.

Ficha Técnica

Título original: ‘The Mandalorian‘.
Año: 2020.
País: Estados Unidos.
Dirección: Jon Favreau (Creador), Jon Favreau, Dave Filoni, Rick Famuyiwa, Bryce Dallas Howard, Peyton Reed, Robert Rodriguez, Carl Weathers
Guion: Jon Favreau, Dave Filoni, Rick Famuyiwa (Personajes: George Lucas)
Música: Ludwig Göransson.
Reparto: Pedro Pascal, Gina Carano, Giancarlo Esposito, Sasha Banks, Carl Weathers, Timothy Olyphant, Horatio Sanz, Omid Abtahi, Mark Kubr, Barry Hanley, Michael Biehn, Rosario Dawson, Temuera Morrison y Katee Sackhoff.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario

Por favor, escribe un comentario
Ingresa tu nombre